Desde el Consejo Profesional de Trabajo Social de CABA expresamos nuestra preocupación por la forma en que se viene desarrollando el proceso de vacunación en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Luego de varios días sin información de cómo se iba a implementar el operativo de vacunación, no habiéndose terminado de vacunar al personal de los efectores de salud pública y ante la presión de distintos gremios, foros y agrupaciones de profesionales, el GCBA pasó a informar en su página web lo siguiente:
“Personal de salud independiente que reside en la Ciudad – Te podés aplicar la vacuna en el Vacunatorio River Plate adquiriendo previamente un turno online si sos profesional de la salud, trabajás de manera independiente, vivís en la Ciudad y tenés matrícula nacional vigente. No se otorgan turnos de manera presencial”.
La información oficial, resulta confusa y además no contempla la situación de una cantidad de profesionales que desarrollan su trabajo en condiciones de riesgo y tienen al estado de la ciudad como empleador.
Es por ello que hemos hecho llegar sendas notas al Dr. Fernán Quiros – Ministro de Salud, a la Lic. María Migliore – Ministra de Desarrollo Humano y Hábitat y a la Dra. Karina Leguizamón –
Presidenta del Consejo de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes donde expresamos:
  • Que se considere en forma prioritaria a las y los Trabajadores Sociales de CABA que desarrollan su profesión en un sinnúmero de instituciones públicas y privadas y en barrios de nuestra Ciudad en el marco de distintos programas sociales y en contacto directo con la población de la Ciudad, en especial con aquellos sectores más vulnerados en sus derechos.
  • Asimismo informamos a lxs funcionarxs que el ejercicio de nuestra profesión se enmarca en la Ley Nacional 23.377 y la Matrícula Profesional es otorgada por el Consejo Profesional de Trabajo Social de CABA
Finalmente, nos pusimos a disposición de ambos Ministerios para colaborar en todo lo que esté a nuestro alcance.
Seguimos sosteniendo que la salud es un derecho de toda la población y las vacunas -junto con todas las medidas de prevención- son hoy el medio para aminorar las graves consecuencias del COVID 19, por lo cual el acceso a la vacunación debe ser parte de una política de salud planificada, conocida y consensuada y no una competencia individual y mezquina.
Este proceso debe contemplar en forma prioritaria las situaciones laborales de quienes están expuestos a situaciones de riesgo y debe -asimismo- ser transparente y responder a criterios socio-sanitarios.
Así como hemos expresado estas situaciones a las autoridades del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, iremos haciendo llegar la misma inquietud a las diversas reparticiones en las que se desempeñan nuestrxs colegas.

Respuesta del gobierno de la ciudad: