Desde el Consejo Profesional de Trabajo Social, seguimos construyendo colectivamente por el NO A LA BAJA.

Desde el Consejo Profesional de Trabajo Social, seguimos construyendo colectivamente por el NO A LA BAJA.

El espacio No a la Baja, lanzó su estrategia comunicacional y acompañará todas las iniciativas que vayan naciendo en las diferentes ciudades del país para seguir construyendo una gran jornada de lucha a nivel nacional. Allí, estuvo presente la Lic. Nadia Polanco, Presidenta de este Consejo Profesional.
Estuvo presente Federico Barreto, integrante del No a la baja de Uruguay. Del plenario participaron 10 provincias de todo el país y más de 60 organizaciones.
A través de una presentación visual, Federico Barreto, integrante del No a la Baja de Uruguay contó cómo se fue construyendo la estrategia comunicacional que logró que el no a la baja ganara en las urnas cuando se preveía que el 65% de la población votara por el sí. “Ver cómo están trabajando inunda de alegría y de esperanza. Nosotros cuando arrancamos esta campaña que se trataba de un plebiscito, teníamos una tarea con todo el pueblo uruguayo y el 65% decía no a la baja y nada indicaba que esa situación fuera a cambiar, era un verdadero desafío para nosotros, cuando todos los pronósticos parecían indicar que se trataba de una campaña perdida. Sabíamos que Uruguay no era una isla sino que formaba parte de un plan internacional integral”, explicó Barreto. El joven uruguayo contó además que al principio eran muy pocos, pero que hicieron una campaña comunicacional en las estaciones de colectivos, en las plazas, en los clubes, en los negocios, en la calle, en los barrios. Para llevar adelante la campaña, la generación de información propia (no guiarse por las encuestas de los medios masivos tradicionales), fue uno de los ejes fundamentales. “Profesionalizamos nuestra comunicación, hicimos talleres de creación de mensajes para poder hablar con los vecinos y vecinas, necesitábamos tener consignas claras y sencillas. Hicimos una encuesta nacional. Más del 92% de las personas conocía el plebiscito”, detalló Barreto. “Día del niño, regalales futuro”, decía uno de los afiches, también hicieron intervenciones urbanas, bicicleteadas, campeonatos de fútbol, teatro del oprimido, actividades culturales, actos, marchas y encuentros nacionales, basados en la creatividad, la libertad, la fraternidad y la horizontalidad. “Tomamos aprendizajes de la lucha de los estudiantes chilenos. Ustedes tienen mucha más fuerza que la que nosotros teníamos en ese momento, se puede”, concluyó Barreto. Luego, en la Asamblea, se presentó el trabajo realizado por las Comisiones. Primero, fue el turno de la de Comunicación, donde se expusieron diferentes propuestas en relación a una campaña que incluye piezas gráficas, radiales, redes sociales, prensa, campaña callejera, audiovisual, apostando a dar batalla cultural. En representación de la Comisión Técnica, se compartió el trabajo realizado en relación a las argumentaciones que sustentan que hay millones de pibes/as en el país que no acceden a derechos básicos, y la falta de respuestas reales ante esta situación, dada la falta de políticas públicas integrales y de calidad. Los integrantes de la comisión de organización estuvieron trabajando para que las estrategias más importantes se definan en el plenario y que seguirán trabajando para construir una gran movilización nacional, que podría ser para la primera quincena de abril.
En el encuentro se aprobó acompañar la movilización del 23 de febrero al Ministerio de Justicia junto al Serpaj y seguir construyendo una jornada nacional de lucha.
 

Artículos relacionados