Derechos Humanos y Sociales

Lineamientos de Trabajo – 2018

 

Fundamentación:

Quienes participamos de la Secretaría de Derechos Humanos y Sociales entendemos que el modelo político y económico actual en la Argentina y en Latinoamérica, produce una fuerte pauperización y exclusión social, poniendo en práctica políticas que atacan directamente el empleo y  la seguridad social, con un concomitante achicamiento y recorte de programas sociales destinadas a la población vulnerable. Esto, agudiza las problemáticas sociales y complejiza los escenarios de intervención social: mermando los recursos disponibles para dar respuesta y precarizando aún más las condiciones laborales de los matriculados. Todo ello, redunda en mayor vulneración a los derechos humanos de los grupos vulnerables (niños, niñas y adolescentes, personas con discapacidad y padecimiento en su salud mental, migrantes, adultos mayores, LGTB, pueblos originarios, entre otros), socavando en especial los derechos económicos, sociales y culturales.

Paralelamente, entendemos que este modelo político-económico plantea su legitimidad a través de plan sistemático llevado a cabo por los medios masivos de comunicación para invisibilizar y justificar la violación y vulneración a los derechos humanos, en especial los económicos y sociales; y mediante una segunda estrategia desplegada por las fuerzas de seguridad, basada en la criminalización de la pobreza y la protesta social, con la emergencia de casos de represión y gatillo fácil.

Todo esto nos ubica en un contexto complejo para el ejercicio del trabajo social, tanto en las problemáticas sociales recrudecidas, en las políticas públicas mermadas, como en las propias condiciones laborales.

Asimismo, asumimos una postura crítica, socio-histórica-cultural y reflexiva respecto de los derechos humanos, cuestionando la noción occidentalizada y posmoderna que da primacía a los derechos individuales,  priorizando nuestra mirada en los derechos colectivos, desde los cuales discutir las políticas públicas, el ejercicio profesional y los discursos que circulan.

Por ello, quienes participamos de la Secretaría de Derechos Humanos y Sociales, consideramos la importancia de que el Consejo Profesional se constituya como un actor social con voz propia en la reivindicación de derechos humanos y sociales, jerarquizando de este modo tanto el ejercicio profesional como el conocimiento específico que aporta el trabajo social a la temática.

Entendemos que los Derechos Humanos, en especial los sociales, son un eje transversal del ejercicio profesional y por ende, el aporte de la Secretaría de Derechos Humanos y Sociales requiere de una articulación y comunicación fluida con las demás Secretarías, en especial con los grupos de trabajo específicos de cada temática.

 Asimismo pensamos el espacio de la Secretaría abierto a la consulta y a la organización del colectivo profesional en  diferentes campos de intervención social, mediante los cuales poder realizar aportes específicos desde el Trabajo Social para las políticas públicas y tratamientos de leyes en la materia.

Para ello nos proponemos:

  • Articular con los grupos de trabajo que vienen funcionando en el Consejo Profesional y promover la creación de nuevos grupos dedicados al abordaje de temáticas específicas vinculadas a poblaciones vulnerables.
  • Recepcionar y acompañar consultas y reclamos de los matriculados frente a situaciones de vulneración o violación a los derechos humanos y sociales en sus ámbitos de intervención profesional, articulando con las respectivas Secretarías del Consejo.
  • Promover y visibilizar el abordaje y cumplimiento de los derechos humanos y sociales en las diferentes áreas de intervención social, considerando asimismo las condiciones laborales de los matriculados; articulando para ello con las respectivas Secretarías del Consejo.
  • Participar, comunicar y propiciar actividades de formación, capacitación e investigación, colectivas y no aranceladas sobre los derechos humanos y sociales.
  • Articular acciones con organizaciones no gubernamentales, asociaciones profesionales, organismos públicos y privados vinculadas a los Derechos Humanos.